Control de Stock

Cómo controlar mi Stock de Productos

Aprender sobre el control de stock y mejorar las compras que realizamos en el negocio suele ser uno de los temas más olvidados por los emprendedores.

Sucede que hay mucho por aprender, controlar las finanzas, marketing, comunicación, publicidad y miles de temas. Pero si vendés productos le tenés que dar espacio al análisis y al control de stock.

Te la pasás yendo a comprar productos, perdés ventas por falta de stock o tenés mil artículos de un producto que no se vende 👉 Estos son los pasos para que no te pase nunca más.

Hay un sin fin de razones por las cuales deberías controlar el stock de tus productos, estas son las más importantes:

– Entender si podes comprar más o si deberías comprar menos en cada una de tus operaciones.
– Negociar precios o plazos de pagos con proveedores si estás haciendo compras por volumen.
– Delimitar tus puntos mínimos de stock para que nunca te quedes sin los productos y en consecuencia nunca pierdas una venta.
– Analizar si estas desperdiciando insumos o si tus productos “desaparecen” y se convierten en costos ocultos para el negocio.
– Reducir el tiempo que le dedicas a ir físicamente a cada proveedor a realizar las compras.
– Reducir los pagos de fletes o de transporte.

 

Ahora que ya sabés por qué. Te cuento todo lo que necesitás para poder hacerlo.

Está claro que para poder controlar algo, necesitás tener datos. Me he encontrado con muchísimos emprendededores que hoy en día no realizan un registro de la información de su negocio o que está información es incompleta y que por lo tanto no pueden utilizarla para este análisis.

Es por eso que hoy te voy a contar qué necesitás saber, cómo necesitás registrarlo y cómo vas a hacer para controlarlo y analizarlo.


Primer paso:

Hace un conteo de tu stock actual por tipo de producto. Esto quiere decir efectivamente que necesitás hacer un listado de insumos o productos e ir a contar físicamente cuánto tenés.

Esta es tu base, acá comienza tu análisis. Arma un archivo de Excel donde puedas registrar todo y poné en una columna el nombre del producto y al lado las cantidades que tengas (nunca mezcles cantidades y nombres en la misma columna porque eso no te sirve para automatizar la info).


Segundo Paso:

Cada vez que realices una compra, necesitás ir actualizando el stock. Para eso lo que tenes que hacer es un registro de compras por producto y cantidades de producto.
Se que muchas veces registran importes de compra pero no hay detalle sobre lo que se compra y tampoco las cantidades en sí. Esto es fundamental para que tus cantidades se vayan actualizando con cada compra. Además registrar en qué momento realizas la compra, te ayuda a entender cuántas veces lo haces y si esto tiene una frecuencia que podrías disminuir.


Tercer Paso:

Registro de ventas por tipo de producto. Lo cierto es que esto te va a servir para una hermosa cantidad de análisis posteriores, pero hoy nos vamos a centrar en el análisis de compras futuras.
Si registrás tu info en Excel (obviamente esto es lo que recomiendo), para que puedas automatizar la info necesitás registrar una fila por producto y poner sus cantidades vendidas en otra columna.


Cuarto Paso:

👉 Uni todo. La fórmula para calcular tu inventario o stock final es:

INVENTARIO INCIAL + COMPRAS – VENTAS = INVENTARIO FINAL.

Este inventario final es tu inventario “por fórmula”. Lamento decirte que el proceso no termina acá.


Quinto Paso:

Recuento físico de la mercadería. Es necesario comparar si tu “Stock por fórmula” es igual a tu stock final real. Y acá tristemente es donde surgen las diferencias y uno de los análisis más importantes: ¿Dónde están los productos que compraste y no vendiste, pero que tampoco están físicamente?

Muchxs dirán, esto no me va a pasar jamás, tengo todo ordenado y organizado, pero lamento decirte que esto es lo que sucede más frecuentemente.
Hay dos razones posibles:
– Que no hayas registrado todas tus compras o todas tus ventas.
– Que los productos hayan desaparecido, en consecuencia que sucedió: tenés un costo oculto que deberás analizar.

Una vez que tengas todo esto aceitado, podés seguir avanzando y automatizando tus controles para poder detectar fácilmente: Cuándo y cuánto comprar.


Como siempre te sugiero hacer esto paso a paso y comenzar por controlar tu realidad para poder avanzar luego con el análisis de los siguientes puntos.
La información es clave y es mucho más sencillo aprender a controlar si tenés qué controlar.

 

Lo cierto es que para controlar el stock y no estar contando ni modificando manualmente todo mil veces, la mejor forma es tener una planilla automatizada

Si necesitás ayuda o buscas una herramienta que ya esté lista para usar podes optar por los Excels automatizados para reventa de productos o para producción de acuerdo al tipo de negocio que tengas.

 

Espero que esta info te haya servido, contame si lo vas a aplicar y si te pareció útil compartila en tus redes para que otros emprendedores puedan conocerla (psss vas a recibir un regalito si me etiquetas).

Organizá la información de tu negocio para tomar mejores decisiones

EXCEL AUTOMATIZADO

LISTO PARA USAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.